mammals-mashpi-05-1024x683.jpg
Reading Time: 3 minutes

Nuestros parientes más cercanos, con los que compartimos la mayor cantidad de genes, comportamiento y aspecto. Los primates, los monos, nuestros primos, se caracterizan por tener manos y pies prensibles con 5 dedos, de los cuales el dedo pulgar es oponible, y cabezas grandes con los ojos mirando hacia el frente. Existen primates en las zonas tropicales del planeta (sin tomar en cuenta al humano que ha invadido todo el globo y fuera de él), pero hay importantes diferencias entre los que se encuentran en África y Asia – primates del viejo mundo, grandes simios terrestres – y los que habitan América – primates del nuevo mundo-.

Los del nuevo mundo son de menor tamaño, tienen un pequeño hocico y una nariz que apunta sus orificios hacia los lados, largas piernas, largos dedos, usualmente una cola prensil que sirve como un brazo extra y una vida arbórea. En resumen, de nuestros primos, los monos, los americanos o del neo-trópico son los más lejanos.

En el Ecuador se han encontrado 4 familias de primates con 20 especies. En el noroccidente de la cordillera se han encontrado 4 especies, sin embargo la excesiva deforestación y fragmentación de hábitat los ha hecho desaparecer casi por completo; una de las 4 especies se encuentra al borde de la extinción, siendo el primate más amenazado del país y dentro del 25 más amenazados del planeta: el mono araña de cabeza marrón (Ateles fusciceps).

El único mono que todavía se encuentra con relativa frecuencia, aunque cada vez menos, en el Chocó ecuatoriano es el mono aullador de la costa (Alouatta palliata). Este primate coloreado con un manto amarillento a sus contados (de allí su nombre en inglés – mantled howler monkey) es grande y ruidoso, fácil de observar por los gruñidos y aullidos escandalosos de sus familias montoneras. En Mashpi Lodge se los puede ver y oír constantemente, especialmente en la madrugada y al caer el día que es cuando más ruidosos se ponen. Estos monos tienen un hueso especializado en su garganta con el cual pueden aullar, resonando entre el bosque; es por eso que muestran gargantas abultadas rodeadas de barbas. Es el mono menos sensible al cambio y el que más ha podido adaptarse a la fragmentación. Su alimentación se basa en hojas y de repente frutos y flores.

En contraste, el primate más sensible al cambio es el mono araña de cabeza marrón (Ateles fusciceps); el mono más grande del noroccidente ecuatoriano, y desgraciadamente el más amenazado. Este mono negro, con excepción de su cabeza marrón y máscara pálida y triste de su rostro, necesita de bosque maduro y sin alteraciones donde se alimenta de frutos principalmente, si están dulces y listos, ¡mejor!, en combinación con hojas e insectos. Se mueve mucho, necesitando de grandes extensiones de bosque para desplazarse de rama en rama usando su larga cola, y al paso dispersando semillas. Se encuentra en peligro crítico de extinción y se lo ha observado pocas veces en la reserva de Mashpi, pero la esperanza de que se recupere y aproveche de la amable protección de la reserva perdura.

  • 2
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0
  • 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *