Fuimos a la discoteca

El gallo de la peña es una de las aves más vistosas, pero más raras de encontrar en los Bosques Tropicales, a pesar de su apariencia colorida.

Esta especie se reúnen en lugares específicos de cortejos con el único propósito de seducir a las hembras que llegan a la “discoteca”. En esta Discoteca se desarrollan cortejos de apareamiento donde las hembras tomarán la decisión final de qué macho escogen por su belleza, canto y baile. Esto lo hacen para que su descendencia sea igual a la de su padre.

Cada vez que vamos a este lugar, hay un diferente tipo de baile, donde además el amanecer combina la música al estilo de insectos, ríos y ranas que levantan a los que recién se despiertan.

Para visitarlos en Mashpi hay que caminar desde la madrugada, dos horas y media por la oscuridad del bosque, descender por caminos muy pendientes, llegar a un rio donde el nivel obliga a mojarse y subir con el último aliento a buscar la recompensa de verlos.

Leave Comment

Scroll Up