Miriam Simbaña

Trabaja de mesera desde hace casi cuatro años en Masphi Lodge.  Su sonrisa es su carta de presentación a pesar de que los horarios del trabajo le exigen pasar mucho tiempo alejada de su familia.  Su esposo ha sido un soporte importante en el cuidado y crianza de los hijos porque ella es un soporte fundamental en la estabilidad financiera del hogar.

¿Cómo te incorporaste a Mashpi Lodge?

No estaban buscando gente profesional sino gente con muchas ganas de trabajar y aprender, y eso me motivó a venir a buscar trabajo.

Llegué como cocinera pero por mis hijas estaban muy pequeñas y me era difícil hacer los turnos de diez días seguidos que aquí se necesita.  Así que me dieron la oportunidad de ser mesera.   Me encanta lo que hago y lo que he conocido porque a pesar de vivir muchos años en el sector, yo no conocía tanta maravilla.   A pesar de vivir cerca del campo nos olvidamos de apreciar la naturaleza.

¿Qué te dicen los turistas sobre su visita?

La gente se lleva nuestra alegría, nuestra amabilidad, que es lo que necesitan cuando están fuera de su propio país.  Valoran la amabilidad y yo creo que cuando eres bien atendido te sientes parte de la familia,  y yo trato a mis huéspedes como quisiera que me traten en un país extraño.    Mucha gente que ha vuelto me dice sigues aquí?.   Me llevo de los visitantes también la generosidad para enseñarnos su idioma y la confianza que nos dan de que sí podemos.

¿Cómo ha cambiado el entorno con este proyecto?

Hace una década esta era una zona de destrucción del bosque, de tala, y cuando recibimos al equipo de la BBC para el documental que hicieron, nos decían que nunca pensaron que en nuestro país habría esta maravilla,  a pesar de que han viajado por muchos lugares del mundo.  Este país tiene mucho que enseñar en su naturaleza..  así nos decían ellos.

Leave Comment

Scroll Up