Introducción Insectos

Los insectos son, sin duda, la clase más grande de los artrópodos. Más del 70% de todas las especies animales descritas por la ciencia corresponden a la clase de los insectos. Los insectos adquirieron la capacidad de volar hace más de 240 millones de años, es así como se convirtieron en los únicos invertebrados capaces de volar. Al adquirir esta capacidad comenzaron a colonizar nichos en los que otras formas de vida animal no fueron tan exitosos. De esta forma explotaron estos ecosistemas  y se diversificaron. Tanto así que en términos de número de especies como en número de individuos, son los animales terrestres dominantes de este planeta.

Los insectos tienen ciertos rasgos característicos que son evidentes, las cuales son: las tres regiones corporales (cabeza, tórax y abdomen), hexápodos (tres pares de patas), un par de antenas y un conjunto de piezas bucales complejas. Los insectos que conservan el patrón ancestral usan las piezas bucales para manejar y masticar el alimento, pero en otros grupos, las piezas bucales a menudo están modificadas y les permiten chupar, perforar, cortar o lamer el alimento, incluso extraer el néctar de los nectarios tubulares profundos de flores especializadas. Estas y muchas otras características hace de los insectos los organismos con mayor distribución y especialización en el medio ambiente. El bosque de la reserva Mashpi no es la excepción y alberga cientos de especies de insectos que están siendo estudiados o esperando por ser descubiertos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Scroll Up