Totalmente extraño y completamente maravilloso

Es verdaderamente notable los trucos que las criaturas del Chocó han desarrollado para la supervivencia: garras de madriguera, lenguas pegajosas para lamer, agujeros especiales para esconderse, e incluso la capacidad de imitar la caca de pájaro. Sigue leyendo para descubrir esos extraños comportamientos presenciados por el guía Mashpi Juan Carlos Narváez en sus rondas a través del bosque.

By Juan Carlos Narváez

Armadillo de cola desnuda

Hace unos meses atrás mientras caminábamos hacia la cascada de Copal junto con Franklin, uno de nuestros guías locales, tuvimos la fortuna de encontrarnos con un armadillo de cola desnuda de occidente (Cabassous centralis). Se alimenta de hormigas y termitas, y para cazarlas fabrica un agujero hasta llegar a las mismas y las captura con su lengua larga y pegajosa.

Video 1

La manera como cavan estos agujeros es con sus fuertes garras delanteras, además mueven su caparazón de lado a lado para ayudarse mientras cavan (acción que la podemos ver en el video 2). Para encontrar su alimento se ayudan de un poderoso sentido del olfato (video 3). Este animal tiene hábitos solitarios y mayormente nocturnos, aunque también se lo puede ver durante el día. Una característica de este armadillo es que despide un fuerte olor a almizcle, algo que no pudimos constatar en nuestro encuentro con esta especie. Esta especie rara y poco conocida por la ciencia es nativa de la costa ecuatoriana y principalmente del Chocó, y se encuentra casi amenazada por la creciente tasa de deforestación que sufre la zona.

Video 2
Video 3

¿Qué harias tu si fueras una deliciosa oruga para librarte de algún pájaro hambriento?

Trata entonces de parecer algo tan desagradable como la caca de un pájaro.

Algunas de las orugas son los maestros del disfraz, ya que no solo copian el color y la textura de la caca de pájaro, sino también puede contorsionar su cuerpo para adquirir realmente la forma de caca. Para probar esta teoría los investigadores usaron orugas comestibles hechas de masa de hojaldre para ver si las formas dobladas son menos propensas a ser engullidas por un ave. Las réplicas fueron hechas de tal forma que eran idénticas a las larvas que usan este mimetismo. Estas replicas fueron puestas en los arboles de cerezo, el habitad natural de estas orugas, algunas fueron puestas de forma recta (como generalmente se encuentran la mayoría de orugas en la naturaleza), mientras que otras se las dobló para que parezcan realmente caca de pájaro.

Se comprobó que las réplicas de las orugas que se encontraban rectas eran atacadas tres veces más que las que estaban dobladas a manera de excremento. Para completar el experimento se usó la misma masa para hacer réplicas de las orugas pero en este caso se las pintó de verde y no hubo diferencia en el número de ataques que sufrieron las que se colocaron rectas con las que se colocaron dobladas. Este es el primer experimento que realmente demuestra que no solo el color sino también la posición que adquieren las orugas les ayudan a parecerse a un objeto no comestible.

En nuestro Centro de Vida podras encontrar un muy buen ejemplo de este tipo de larvas, ya que aquí encontras la larva de la mariposa… , la cual con sus extrañas manchas blancas parece realmente un excremento de pajaro. Ven y visita nuesto centro de vida  para aprender estas y muchas otras cosas más sobre como se defienden las mariposas de sus depredadores.

Oso Hormiguero de Occidente (Southern Tamandua)

Mientras uno viaja por la libélula de Mashpi siempre tiene la oportunidad de tener encuentros extraordinarios con la naturaleza. En este caso desde una de las góndolas pudimos observar un oso hormiguero de occidente (Tamandua mexicana). Esta extraña criatura es de hábitos diurnos y nocturnos, además es solitario y arborícola. Está provisto de unas fuertes garras que las utiliza para poder romper los nidos de termitas y de hormigas de los que se alimenta. Su visión es pobre, pero su olfato es muy desarrollado y lo usa para poder encontrar su alimento. Su locomoción es lenta tanto en el suelo como en los árboles. En este caso lo encontramos descansando entre el musgo, aunque también usa troncos huecos para hacer sus madrigueras. Otro dato interesante es que para su defensa se para en sus patas traseras y se defiende con sus garras o trata de trepar rápidamente a un árbol.

Leave Comment

Scroll Up