Pelando los estratos de un bosque húmedo tropical

Tabla de contenido

Compartir esta publicacion
● 5 minutos de lectura
Aerial view of a cable car traversing the lush canopy of Mashpi Lodge's tropical forest, highlighting ecotourism and conservation.

Los bosques tropicales son marañas de complejidad; capas y capas de ecosistemas, micro hábitats y microclimas mezclados en uno solo. Los bosques húmedos tropicales son especialmente complejos y estratificados, en ellos reina la heterogeneidad donde ni un solo puesto es igual a otro, no importa su ubicación geográfica. Son como cebollas compuestas de capas, con la diferencia que cada capa es de un color y forma diferente, y cada capa está poblada por especies inmensamente diferentes a las del resto de capas, aunque hay especies que pueden moverse entre ellas, aprovechando de las bondades que cada una ofrece. En ecología esto se conoce como estratos, y hasta ahora se han definido 4 estratos o niveles: el suelo del bosque, el sotobsoque, el dosel o canopy (del inglés) y el sobre-dosel o zona emergente.

zonas andes

 

El suelo, lo que da el origen a todo, la fuente de vida, el sustento y alimento del bosque. Es en este estrato donde se lleva a cabo una microscópica danza entre bacterias y hongos, y toda la materia orgánica que sueltan las plantas, los árboles y los animales.

Este es el lugar donde germinan la mayoría de las semillas y donde penetran las raíces para dar sostén a todo un ecosistema oscuro y sumamente húmedo. El trabajo invisible que se da aquí es la base, el inicio de todo, y también su fin: la descomposición.

vegetacion

Este proceso es la máquina que impulsa el ciclo de la vida. Sus obreros son principalmente bacterias y hongos, pero también están algunos insectos y gusanos que colaboran en el proceso, convirtiendo a los seres y sus fragmentos que han terminado el ciclo en nutrientes nuevos, suelo nuevo, tierra para que así el ciclo vuelva a empezar.

En el suelo se arrastran muchos animales que carecen de patas. En el suelo husmean los roedores buscando semillas. Por el suelo se encuentran la mayoría de los mamíferos del bosque. En el suelo se absorben las gotas de agua que caen de las nubes. El suelo húmedo y oscuro de un bosque tropical es la fundación de la vida. En un bosque maduro, este estrato tiende a ser dominado por raíces grandes y superficiales, como venas que bajan de los árboles y también por alfombras de hojas de todos los tamaños.

Muy pocas cosas pueden crecer y vivir en el suelo por su oscuridad, solamente un 2% de las especies de plantas lo logran, hasta que un árbol cae formando un “claro” de bosque donde un frenesí de crecimiento de densa y alborotada vegetación se impulsa.

La segunda capa del bosque tropical húmedo, Visto desde abajo hacia el cielo, hay un espacio entre el suelo y el dosel: el sotobosque, también conocido como zona de arbustos. En esta capa predominan los arbustos, las especies de árboles pequeños y los árboles más jóvenes de especies grandes.
Los arbustos y pequeños árboles que viven en este lugar carente de luz, donde sólo logran penetrar unos pocos rayos -un 5 por ciento de la luz total-, han aprendido a adaptarse y sobrevivir con poco sustento para la fotosíntesis adaptando sus hojas y tallos. aprovechar al máximo los escasos rayos; estas especies suelen tener hojas muy grandes con las que pueden absorber más luz.
Un ejemplo de plantas de este estrato son las parientes del café, la familia Rubiacea, que viven en el sotobosque y lo decoran con sus flores y aromas dulces. Otras especies, como algunas palmeras, necesitan la oscuridad de este estrato durante su juventud.
La mayoría de los árboles que en su edad adulta son enormes troncos con hojas en la copa, durante sus primeros años vivirán en el sotobosque en un tremendo letargo, creciendo con esmerada lentitud. Muchos pasan por una especie de hibernación hasta que uno de los grandes cede su lugar en el cielo, cerrando el ciclo y permitiendo la entrada de fuertes rayos solares, reforzando las vitaminas que elevan el sotobosque.
La fauna del sotobosque está dominada por muchas especies de aves como trapatroncos, osos hormigueros, horneros, mosqueros y muchas tangaras. Estas aves suelen encontrarse saltando de tronco en tronco y de una rama a otra en constante movimiento, difíciles de ver por la cantidad de obstáculos y falta de luz en esta zona del bosque, pero cantando para avisar de su presencia. Los lagartos y las serpientes también son residentes importantes del sotobosque y, por supuesto, muchos, muchos insectos.

vegetacion flor
El dosel, la cúspide del bosque donde árboles gigantes estiran sus brazos hacia el cielo y forman una sola sombra de copas. El dosel es la tercera capa del bosque, fruto de todo el esfuerzo de muchos años de trabajo en el suelo y alrededor del piso medio para los habitantes más grandes del bosque. Toda la luz está en este lugar, alimentando generosamente a los árboles. En este lugar se concentra gran parte de la biodiversidad del bosque húmedo tropical.
Pero los árboles, gigantes de unos 30 metros de altura, no son los únicos que aprovechan la calidad de la luz que baña sus hojas. Hay un mundo de otras plantas y animales. Epífitas, enredaderas, musgos y líquenes también encuentran espacio en el dosel y son visitados constantemente por aves, mamíferos, reptiles e insectos. A los monos les encanta el dosel, donde pueden moverse con total libertad, lejos de los grandes felinos y donde encuentran deliciosas frutas y hojas.
Nasuas, y el recientemente descubierto olinguito (Bassaricyon neblina), cubren también el dosel mirando con sus grandes ojos desconfiados. El dosel está ocupado la mitad por las especies de plantas del bosque y al menos una cuarta parte por todas las especies de insectos, capas de diversidad.

oblinguito

Por encima del dosel existe una capa final, destinado a los grandes observadores del bosque, que desde tal altura pueden contemplar todo el esplendor del magnífico verde del bosque. La capa emergente, formada por enormes especies de árboles que se elevan sobre el dosel y pueden llegar a medir 60 metros como algunas especies de “matapalos”, o como el Mashpi Magnolia.
Este estrato está poblado por especies de epífitas, enredaderas, mamíferos, reptiles e insectos similares a los del dosel, con la diferencia de que aquellos individuos que logran superar su miedo a las grandes alturas de esta zona son recompensados con la mejor vista del balcón de nubes.

Magnolia
En la reserva de Mashpi podrás experimentar todos los niveles del bosque. A través de los paseos y los diversos senderos, se puede observar todo desde los hongos, algunos que incluso brillan en la oscuridad, descomponiendo la materia muerta en el suelo.
Se pueden observar los lugares por donde deambulan roedores y felinos, y donde los armadillos han cavado sus madrigueras. Sobre el bosque mashpi En el suelo se siente la humedad caliente entre las enormes raíces que se arrastran desde los árboles.
En el bosque puedes ver el sotobosque de cerca a través de varios medios: caminando por el bosque o subiendo los primeros escalones de la torre de observación donde están los arbustos y árboles en crecimiento. La torre ofrece un paisaje casi completo del estrato forestal, desde el suelo hasta el dosel.
Para experimentar vívidamente el dosel del bosque, de la misma manera que lo hacen los monos y los tucanes, la bicicleta aérea ofrece un viaje de cerca, donde el dosel y el subdosel son tangibles y te mueves con la libertad de un pájaro, viajando a cualquier velocidad que desees. te gusta, e incluso detenerte a ver flores como orquídeas y bromelias sobre las ramas más altas de los árboles. Finalmente, el Libélula Mashpi vuela tranquilamente sobre la tan exclusiva zona emergente del bosque, a la altura de la Magnolia, con una vista de todo el dosel, subdosel, ríos, montañas y nubes: la mejor vista de la reserva de Mashpi.

foest mashpi

El Bosque Nublado de Mashpi: Un Espectáculo Natural de Colores y Formas
Ubicado en el corazón del bosque nublado ecuatoriano, se encuentra un auténtico paraíso de lujo sostenible. Déjate deslumbrar por la magia de Mashpi Lodge y crea recuerdos duraderos en uno de los ecosistemas más espectaculares del Ecuador.

COMPARTIR ESTA PUBLICACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicación recomendada